NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itMontevideo

cine

En casa, con clásicos del cine italiano

Cine italiano - proyector

Pasar mucho tiempo viendo las mismas paredes, los mismos cuadros y hasta las mismas personas puede resultar aburrido y muchas veces abrumador. Se suman las noticias que nos acompañan todos los días frente a la situación difícil que está atravesando el mundo. Por esta razón es importante, además de estar informados, dedicar momentos para alimentar la esperanza y el bienestar. En otras notas nos abocamos a compartirte libros para afrontar la cuarentena: hoy queremos hablar de cine. Aquí vienen tres películas del cine clásico para recordar el pasado y sobrellevar el presente. En este caso estos tres films tienen en común la relación entre niños y hombres en momentos de crisis y cómo la compañía entre ellos es clave para salir adelante.

Top tres de cine italiano

Ladri di Biciclette

La tercera película de esta selección fue dirigida por Vittorio de Sica y es consagrada como un clásico del neorrealismo italiano. Esta historia tiene lugar en la ciudad de Roma, a fines de la Segunda Guerra Mundial. En este tiempo la crisis económica predominaba y el trabajo escaseaba. Por eso Antonio Ricci comienza a buscar empleo y lo único que consigue es ser cartelero. Para este labor necesita comprar una bicicleta y con su esposa consagran sus ahorros para lograr comprar una. Luego de que lo consiguen, a Antonio le roban la bicicleta, y junto con su hijo Bruno recorren toda la ciudad para poder encontrarla. Es una historia que nos invita a reflexionar sobre la pobreza, pero también sobre la perseverancia en hacer todo lo posible por conseguir aquello que es nuestro.

Top Dos. Nuovo Cinema Paradiso

Cine - Paradiso
Cine italiano: Cinema Paradiso

El segundo largometraje, dirigido por Giuseppe Tornatore, narra la historia de la relación entre el niño Salvatore y un proyectista de cine Alfredo. Está situada en Sicilia durante la postguerra italiana en un clima de pobreza, pero también de mucha sencillez.  Alfredo, quien tiene un temperamento bastante fuerte y no tanta paciencia con los niños, se muestra alterado con la insistencia de Salvatore por conocer el cine, pero es su pasión por ver las historias en la pantalla lo que lo llevan a desarrollar la picardía y la ternura para conquistar la amistad de Alfredo. De esta forma se gana un lugar en el pequeño cuarto de proyección y comienza a trabajar con Alfredo. En este tiempo el niño aprende todo sobre el mundo audiovisual lo que lo lleva a convertirse en un director de cine. Es un relato muy humano, que nos muestra el valor que tiene el cine en la sociedad y cómo puede ser un refugio para llevarnos a la ilusión en tiempos difíciles.

Top Uno. La vita è bella

Cine - Afiche de pelicula
Cine italiano: La Vita é Bella

La primera película de esta selección puede ser la más triste ya que trata de uno de los temas más delicados que la historia atravesó: el Holocausto. Sin embargo en este largometraje se elige mostrar un punto de vista diferente: el amor incondicional de un padre hacia un hijo. Desde un inicio Guido (Roberto Beningni, que fue también el Director de la película) se presenta como un príncipe y tiene la ilusión de que el mundo puede ser un lugar mejor si así nos lo imaginamos. Ese optimismo que tiene el personaje le permite conquistar a Dora (Nicoletta Braschi) con su famosa frase “buongiorno principessa!”. Cuando la familia es llevada al campo de concentración, Guido recrea una historia de fantasía con la intención de proteger a su hijo de la terrible realidad que lo rodea. Esta es una enseñanza para la vida, ya que muchas veces no se trata de lo que vivimos sino de cómo lo vivimos.

Cine italiano para compartir

Hoy en días de pantallas individuales, esta selección te invita a volver al sillón con quienes te acompañen en tu hogar. Compartinos tu opinión: ¿cuál se merece el puesto número uno para sobrellevar la cuarentena?

En casa, con clásicos del cine italiano ultima modifica: 2020-06-04T17:23:55-03:00 da Clara Planelles
To Top