Juana de Ibarbourou: aniversario de una poetisa - itMontevideo

itMontevideo

CULTURA

Juana de Ibarbourou: aniversario de una poetisa

Juana - Maquina

El 8 de marzo es un día muy importante para la lucha feminista en el mundo. En ocasión del Día internacional de la mujer, no podíamos dejar de recordar a una de las mujeres que más hizo por el arte y la poesía en nuestro país y quien, curiosamente, nació un 8 de marzo. Se trata de Juana de Ibarbourou, quien desarrolló un estilo y una sensibilidad única en sus escritos. Curiosa, emancipada, fuerte y dulce, Juana se destacó en los círculos intelectuales de su época y se mostró rápidamente como una mujer consciente de su propio rol y de su capacidad desinhibida para contar a través de las palabras. En esta nota, y como en otras ocasiones, te presentamos a uno de los genios artísticos más reconocidos (y apreciados) de nuestro país.

¿Cómo nace un poeta?

Juana de Ibarbourou era, en realidad, Juana Fernández Morales (posteriormente, al casarse, tomaría el apellido de su marido, con el cual trascendió artísticamente). Nació el 8 de marzo de1892 en Melo, Cerro Largo, lugar en el que habitó hasta su juventud. Su familia tenía orígenes españoles, pero se radicaron en Uruguay de forma estable. Juana era una niña vivaz que no pudo formarse académicamente como hubiese querido, por las circunstancias de la época. Ella misma, en algunos escritos, se muestra incrédula ante el surgimiento de una vocación que, por la vida que lleva, no sabe explicarse. Su predisposición a la escritura resiste a la poca frecuencia con la que asiste a la escuela y continúa volcándose a ella de forma autodidacta. Juana, a esa edad tan temprana, quizás no podía intuir la dimensión de su talento, pero sí lo hicieron sus maestras, quienes acercaron a la niña material suficiente para que continuara floreciendo la fascinación hacia las letras.

Juana - Retrato

Desde el anonimato

Sus primeros pasos en la poesía los dio siendo aún muy jovencita. En aquellas primeras aproximaciones al desarrollo de su obra, utilizó un pseudónimo: no precisamente por cobardía, sino para salvaguardar su identidad en una época de pudores, tabúes y descontento en general con las mujeres que se animaban a ocupar espacios en el arte. Era, entonces, Jeannette d’Ibar. Posteriormente, y cansada de enmascarar su talento, lo abandonó, escribiendo con su nombre original y el apellido de su marido, el capitán Lucas, con quien se casó a los veinte años. La fama y el reconocimiento la sorprendieron rápidamente: a los 27 años. Había escrito, en el año 1919, su primera colección de poemas (Lenguas de diamantes). Solo un año más tarde, escribiría El cántaro fresco, otra obra muy apreciada por la crítica de ese momento. Era el inicio de una vasta producción, de una pluma versátil y un amor por la poesía y los cuentos que no la abandonaría hasta su muerte.

Juana de América

Su popularidad la convirtió rápidamente en un símbolo. Querida por muchos por su don de emocionar a través de las palabras, no tardaron en apodarla Juana de América. Su talento, efectivamente, ya no pertenecía a Uruguay, de forma exclusiva: había superado todas las fronteras. Sus poesías, cargadas de imágenes sensoriales y escritas en modo optimista, sensual y bastante simple, cautivaron a un público considerable. La hicieron, además, merecedora de numerosos premios y reconocimientos: por ejemplo, el Premio Nacional de Literatura, que ganó en su primera edición. A pesar de haber cultivado un elevado grado de aprobación general con sus primeras publicaciones, Juana no dejó que su poesía se aferrara a un estilo único. Su pluma fue acompañando paulatinamente las mutaciones de su espíritu y cediendo ante los cambios dictados por su vejez. En sus últimos años, Juana escribió más desesperanzada, en parte porque había perdido al hombre de sus amores (su marido), pero también porque notaba su propio declive.

Juana - Juanadibujo

Rodeada de crepúsculo y de bruma

Estas palabras, tomadas de una de sus poesías, quizás son las que más fidedignamente representan su estado de ánimo, acercándose a sus últimos años. En sus últimos escritos, se nota su introspección, su melancolía y su madurez. Juana falleció el 15 de julio de 1979, en Montevideo. Tuvo una vida larga, en la que no faltaron altibajos, penurias económicas ni soledad, pero en la que, por momentos, abundó la naturaleza, el arte y el amor; todos elementos que, en sus discordancias y contradicciones, influyeron en sus obras y en su pensamiento. Hoy la recordamos como una de las escritoras más relevantes de nuestro país y el Cono Sur: capaz de crear belleza en el caos y de resplandecer a través de sus escritos, con la fuerza única y arrolladora de una mujer enamorada de la vida y el arte.

Juana de Ibarbourou: aniversario de una poetisa ultima modifica: 2021-03-08T09:34:02-03:00 da Thamara Desalvo

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Julieta B. Mollo

¡Feliz día!

Katherine Alexandra Giudice

¡Hermosa nota!

Silvano Malini

Una de mis poetas preferidas

Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
5
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x