NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itMontevideo

VALORES

Lo que nos dejó la cuarentena en este tiempo

Cuarenten- cuarentena

Parece de no creer como en poco tiempo se nos puede dar vuelta la vida. El primero de enero de 2020 todos estábamos festejando que una nueva década comenzaba y depositamos nuestros sueños, planes, trabajos, viajes, emprendimientos, y un montón de proyectos en el nuevo año que iniciaba. Sin embargo, un poco más de dos meses después, se decretó una cuarentena y todo aquello que planeamos con tanto tiempo, se pospone o simplemente es cancelado. Al mismo tiempo nos encontrábamos en una rutina que muchas veces nos saturaba: millones de actividades en nuestro cronograma semanal, trabajos, deportes, transportes de largas distancias, reuniones sociales, citas con el médico, visitas a bares, a museos, actividades culturales, etc. Todo es, de un día para el otro, anulado y tenemos que planificar una nueva rutina dentro de las mismas paredes y con la misma gente.

Conocer a quien tengo al lado

Uno de los primeros desafíos que presentó la cuarentena fue la convivencia con las mismas personas. Un desafío incluso para familias que viven juntas desde toda la vida, parejas recién casadas, o grupos de amigos que comparten casa. El hecho es que estar “24/7″ con los mismos individuos puede traer muchos enfrentamientos. Tuvimos que aprender a interactuar de nuevo, viéndonos a los ojos más a menudo. Muchas personas cuentan que este tiempo fue una gran oportunidad para conocer más a las personas de su hogar, oportunidad que no se tenía cuando cada uno debía de lidiar con una rutina llena de actividades vinculadas al estudio o al trabajo.

La cuarentena despierta la solidaridad

Como toda crisis, son tiempos de parar y pensar no solo en lo que uno necesita, sino mirar a quién se tiene al lado. En Uruguay se hicieron populares las ollas solidarias: cientos de personas donaron comida o dinero para ayudar a una enorme cantidad de población vulnerable. Lo mismo sucedió en varios países del mundo, donde surgieron varias organizaciones voluntarias para poder distribuir alimentos a quienes más lo necesitaban. Pero uno de los mayores problemas para muchos no fue solo el no tener para comer sino el aislamiento, lo que puede traer mucha depresión. Por ejemplo, en Italia las personas salieron a los balcones a cantar todas juntas para contagiar la energía positiva y con carteles que decían “andrà tutto bene”.  También en España al final del día se hacía un aplauso colectivo para agradecer a todas las personas de los hospitales y servicios que estaban trabajando.

Cuarentena - Cuarentena
Fuente: Pixabay

Aceptar el aburrimiento para el divertimiento

En la rutina del siglo XXI es muy difícil estar aburridos. No hay espacio para aburrirse en un mundo con exceso de estímulos. Aun así, el estar tanto tiempo adentro de casa nos permitió hacer cosas que nunca antes nos hubiésemos permitido hacer. Como darnos el tiempo para cocinar aquella receta de la abuela que lleva horas. Jugar juegos de caja una y otra vez. Hacer limpiezas profundas de toda la casa. Leer novelas, poemas, trilogías y cualquier tipo de libro que teníamos pendiente en nuestra estantería. Infinidad de actividades en donde muchos de nosotros nos descubrimos haciendo cosas que no nos creíamos capaces de hacer, porque antes no hubiésemos tenido ese tiempo disponible.

Cuarente - cuarentena
Fuente: Pixabay

Una crisis nos trae regalos

Si bien en el mundo se está viviendo una pandemia que terminó con muchas vidas y trajo una gran crisis económica, no todo es negativo. Aunque se puede decir que en Uruguay la cuarentena está llegando a su fin y estamos volviendo a una nueva normalidad, no queda duda de que este tiempo de encierro nos hizo re-pensar nuestra vida y nos regaló algo que antes siempre decíamos que nos faltaba: el tiempo.

Lo que nos dejó la cuarentena en este tiempo ultima modifica: 2020-07-14T06:24:58-03:00 da Clara Planelles
To Top